Adán, Eva y la presencia de los seres reptilianos

reptilianos-biblia

La historia de Adán y Eva es una de las piedras fundamentales de las creencias cristianas. Los que creen en la figura de Dios sostienen que Adán y Eva fueron los primeros hombres sobre la faz de la tierra. Sin embargo hay quienes sostienen que junto a ellos también estaban los reptilianos.

La figura de la serpiente, aquella que tienta a Eva para comer la manzana, es una representación de Satanás, el ángel caído que intento desafiar al rey de los cielos y terminó condenado a vivir en el mundo, arrastrándose sobre su propio vientre para trasladarse.

Dios no castigó a la serpiente literal, sino que su castigo es extensivo a la figura de Satanás. El rey de los cielos le dio a todo lo malo el aspecto de la serpiente, pero si estos rastros son tales, y así lo describen los que escribieron la Biblia, efectivamente deben haber tenido contacto con seres reptilianos antes.

La serpiente de aspecto humanoide, una posible representación de Satanás de acuerdo a las creencias de los repitilianos, sería la clave para entender la evolución del hombre. Es en épocas de Adán y Eva que estas criaturas con cuerpo antropomorfo y características de serpientes se manifestaron frente al hombre para llevarlos por el mal camino.

Te puede interesar

Escribe un comentario