Adivinación con dados o Cleromancia (I)

Aunque se emplea muy raramente y pocos conocen sus secretos, la Cleromancia o Astragalomancia, nombre científico del arte de adivinar interpretando los dados, es un sistema antiquísimo y muy sencillo que brinda una visión del futuro inmediato.

Posiblemente la expresión popular “la suerte está echada” provenga de la práctica de este arte adivinatorio.

Esta expresión, la historia se la atribuye a Julio César al cruzar el Rubicón pero, según el historiador Plutarco de Queronea, Julio César expresó en griego “el dado ha sido echado” lo que quería expresar que la suerte ya estaba dicha.

Según cuenta la leyenda, la Pitonisa del Oráculo de Delfos practicaba la cleromancia que, originariamente, consistía en agitar un recipiente que contenía piedras blancas y negras.

Se dice que en el Oráculo de Hércules en Bura de Acaya se practicaba la astragalomancia con pequeños huesos –presumiblemente del omóplato- grabados con las letras del alfabeto que, tirados al azar -como los dados- daban la respuesta al consultante, algunos autores dicen que eran dados tal como los conocemos en la actualidad.

Sin embargo, hay antecedentes de cleromancia aún más antiguos, también en el Antiguo Egipto se practicaba de la misma manera, con dados y otro antecedente son los astrágalos de allí el nombre de Astragalomancia, que eran pequeños huesos que estaban marcados con las letras del alfabeto, estos huesecillos eran, generalmente, los huesos correspondientes a los metatarsos de animales sacrificados para tal fin.

Era muy común en la antigüedad encontrar claromencistas en los mercados, en las calles, en las plazas públicas y en los festivales.

También los romanos y los etruscos conocían, no sólo los juegos con dados, sino también el arte de adivinar el porvenir con los dados y los construían en ámbar, bronce, hueso, piedra o cristal.

La cleromancia o adivinación con dados fue desde tiempos remotos y, aún hoy continúa siéndolo, uno de los métodos de adivinación, junto a las barajas, más populares entre los gitanos.

Los dados estuvieron prohibidos por la Santa Inquisición durante mucho tiempo, ya que durante la Pasión de Jesús, hubo soldados romanos que jugaron con los dados al pie de la cruz. Jugar con los mismos era juzgado severamente con castigos personales o con el embargo de los bienes.

A pesar de esta represión, su propagación se produjo durante la Edad Media, cuando los dados fueron utilizados como método de adivinación. Algo olvidados en la actualidad, la cleromancia es un método fácil, rápido y seguro para consultar temas puntuales.

Es muy simple consultar los dados para echar luz sobre las encrucijadas cotidianas y existen diversas técnicas siendo la más difundida el “Sistema Gitano”.

Te puede interesar

Escribe un comentario