Adivinar con bola de cristal, parte V

El arte de adivinar con bola de cristal, es uno de los más antiguos del mundo. La persona que vea en ella, debe estar totalmente concentrada, en un ambiente silencioso y con  poca luz.

Ya hemos comenzado a conocer el o símbolos que pueden llegar a verse en la bola de cristal, a continuación seguiremos conociéndolos, se encuentran ubicados en orden alfabético:

Cuernos: Habilidad mental que posibilita el discernimiento, la objetividad y la entereza para la protección contra los peligros y enemigos ocultos.

Dedos: Habla de esfuerzos físicos, de momentos de gran tensión y trabajo. No indica la aparición de nuevos trabajos o quehaceres, sino la doble ocupación para resolver los ya existentes. La energía se enfoca en nuevos desafíos que requieren de mayor esfuerzo físico, trabajo y dedicación.

Demonio: Símbolo del mal, previene traiciones, malas intenciones, engaños, discusiones y desesperanza.

Dinero: Anhelos materiales y deseos económicos insatisfechos.

Espada: Enemigos manifiestos y ocultos merodean celosamente nuestro ámbito. Los pensamientos agobian, las emociones angustian y la salud se resiente.

Espejo: Observar un poco más lo que acontece alrededor. Los últimos afectos conquistados pueden no ser todo lo sinceros que parecen ser.

Fuego: Problemas con personas poco allegadas pero conocidas que pueden crear problemas por acontecimientos ya olvidados u ocurridos en el pasado. Transformación personal que otorga vitalidad y energía para accionar los cambios necesarios para cortar con el pasado.

Frutas: Si se encuentran pendiendo del árbol es anuncio de prosperidad; si en cambio están solas anticipan un periodo desfavorable.

Gafas: Evasión de conflictos y toma de decisiones que producirán perjuicios en varios aspectos, especialmente el económico.

Gato: Misteriosas intrigas, traiciones y ocultamientos, serán el plato fuerte de este inestable período afectivo.

Hormigas: Presagian la necesidad de salir activa y laboriosamente del ostracismo y la comodidad para superar la prueba presente.

Huevos: Representa la abundancia, se avecinan éxitos económicos, el disfrutar de placeres y satisfacciones personales.

Humo: Simboliza fantasías, quimeras y deseos de placeres mundanos, alejados de las necesidades cotidianas insatisfechas.

Te puede interesar

Escribe un comentario