Alfabeto rúnico y las formas modernas de adivinación

Las runas milenarias, para muchos son el único arte adivinatorio real o el que dio origen a las diversas otras formas de conocer el futuro.

Los símbolos de las runas pertenecen al alfabeto germánico que era utilizado durante la edad media, pero también se sabe que fue utilizado en Escandinavia y las Islas Británicas.

Las inscripciones en este alfabeto más antiguas datan del año 150 y a pesar que fue dejándose de utilizar durante la cristianización todavía se utilizaba en Escandinavia durante el siglo XX y en algunos espacios rurales y en los calendarios rúnicos.

El uso mágico de las runas no está bien documentado, pero se sabe que las inscripciones en vasijas y otros artefactos de uso cotidiano tienen algo de místico y de ritual.

Si bien no fueron creadas especialmente para adivinar el futuro, el propio significado de la palabra runa (run de secreto o susurro) y el hecho de que cada símbolo no represente un sonido sino un objeto o una palabra completa permitió que fueran utilizadas para adivinar el futuro, al igual que se hace con las imágenes del tarot. También este hecho de que simbolicen objetos o situaciones permite que sean utilizadas como amuletos o talismanes.

Las ruinas encierran un misterio ancestral y fascinaron a muchos estudiosos en diferentes épocas de la historia, que concluyeron creando sistemas de adivinación, que incluso incluyen runas modernas como la blanca que fue creada para el sistema Ralph Blum durante el siglo XX.

Entre los diferentes tipos de adivinación que se realizan con las runas, los más comunes son los creados por:

Stephen Flowers: que en 1984 dio una conferencia sobre la magia de las runas y luego publicó una serie de libros (usando el seudónimo Edred Thorsson) donde explica un sistema basado en fuentes históricas.

Otro de los autores fue Stephan Grundy, que en 1990 fue mejor conocido como Kvldulf Gundarsson que describió un sistema de adivinación su conocimiento sobre las prácticas de los chamanes de Escandinavia, que utilizaban las runas para influir en el presente.

Finalmente los últimos creadores o impulsores de formas de interpretación de las runas fueron:  Ralph Blum, autor de El Libro de las Runas en 1993 que utilizaba un sistema influenciado por el I Ching y el autor Adam Byrn Tritt quien también utiliza una runa en blanco pero además ha inventado 9 símbolos sagrados que no tienen relación con el antiguo alfabeto.

Te puede interesar

Escribe un comentario