Animales Totémicos: el Gato

Un animal es un espíritu guía que se presenta en una etapa de nuestra vida en la que tendremos que aprender algo de su comportamiento o de su forma de vivir. Cada animal que nos enseña luego nos acompaña durante toda la vida formando nuestro tótem de animales.

Los  pueden ser mitológicos o reales como el Gato, que representa la intuición, la independencia, la magia y el misterio.

Cuando un gato se presenta en nuestras vidas, incluso si es nuestra mascota y lo notamos vigilante de nuestros movimientos y pegado a nosotros es porque le toca enseñarnos en esta etapa de la vida.

Para la mayoría de las culturas los gatos son seres mágicos y misteriosos al igual que independientes y ágiles. Cuando se presentan en nuestra vida es para mostrarnos la necesidad de pensar cómo nos relacionamos con los otros, cuánto dependemos de ellos y cuánto ellos dependen de nosotros.

También nos enseña a mantener el misterio y la magia cerca de nuestras vidas como parte importante de ella ya que es la forma de utilizar nuestro propio poder energético, nuestra fuerza interior. Si no la conocemos o no estamos conscientes de nuestro poder el gato llega para conectarnos.

Como talismán nos ayudará a conseguir lo que deseamos, a lograr la fuerza para ser independientes y a encontrar nuestro poder interior y particular. Los momentos de relax con la compañía de un gato son la forma de encontrar nuestra magia interior.

Te puede interesar

3 comentarios

  1.   dodelier dijo

    cuando decidi buscar mi primer animal tótem pensé que vendría a mi un animal rudo, grande e imponente. pero aparecieron gatos en sueños y en una meditación .. cuando me ensimisme en la tierra. logre ver un viejo que me entregaba un gato. pensé que diantres. pero cuando averigüe de este me fascino .. sus características son muy similares a las mías y su enseñanza fue la que me convoco al mundo wicca a necesitarlo a ver entre las sombras de la vida. a ser ágil frente a la adversidad y a caer de pie frente a cualquier cosa. doy gracias a mi felino interior que aunque con temor, aprendí a caminar junto con el y me inmole en su esencia.

    1.    hilde dijo

      que bueno lo que dices!!

  2.   hilde dijo

    Siempre he sentido fascinación por los gatos, cuando era niña me gustaba cogerlos y eran silvestres, pequeños y hacian ese ruidito tan gracioso que suelen hacer cuando están desconfiados..Me mordian y arañaban las manos ( ellos tambien eran pequeñitos ) el primer gato que entró en casa lo llevé yo siendo pequeña y aunque a mi padre no le gustaban porque los consideraba traicioneros lo ( la ) aceptó ( era una gata, se llamaba Daisy) y era adulta..Recuerdo que me pasé dias y horas hasta que logré que confiara en mi y se dejara coger
    Muchas veces aparecieron en mis sueños, especialmente en una fase que tuve en mi vida en la cual me dediqué a anotarlos y analizarlos..Son sueños algunos algo extraños aunque aprendí a descifrarlos

Escribe un comentario