Animales Totémicos: el Oso

Un animal es un espíritu guía que se presenta en una etapa de nuestra vida en la que tendremos que aprender algo de su comportamiento o de su forma de vivir. Cada animal que nos enseña luego nos acompaña durante toda la vida formando nuestro tótem de animales.

Los  pueden ser mitológicos o reales como el Oso, que representa el poder, el liderazgo, el amor, la conservación y la voluntad.

Seguramente, el oso es uno de los animales totémicos más famoso, gracias a la película de Disney que lo nombra como espíritu del amor, la hermandad y la vida. Esta película nos enseña con un ejemplo drástico cómo es que los espíritus animales nos enseñan a vivir.

El oso llega a nuestras vidas para enseñarnos que las apariencias engañan, porque detrás de ese pelaje suave y tupido, y esa cara de paz interior también se esconde una fiera voraz capaz de matar con un solo zarpazo.

También el oso llega para enseñarnos a liderar nuestra vida para servir de guía a otras personas, nos habla de la protección y del amor hacia los otros empezando por reconocernos y amarnos a nosotros mismos.

El oso también es sabio en su accionar y conoce muy bien su territorio, cómo llegar a casa y dónde hallar lo que necesita, por lo que nos enseña a buscar y descubrir nuestro entorno mirando lo que puede o no sernos útil.

Como talismán un oso es la fuerza sin límites, es la energía para actuar y la capacidad de pensar antes de hacer.

Te puede interesar

Escribe un comentario