Anneliese Michel, la pesadilla demoníaca (parte 2)

anneliese

Todo parecía ir peor en la vida de Anneliese Michel. Sus dolores de cabeza y convulsiones se volvieron más fuertes, desarrolló tendencias suicidas y tuvo que ser internada. En el hospital empezó a tener visiones perturbadoras que le causaban una gran angustia. Luego de las visiones empezó a escuchar voces que le ordenaban hacer cosas en contra de su voluntad.

Poco a poco Anneliese empezó a mostrar aversión contra objetos religiosos y lugares de culto. La ausencia de resultados en los análisis médicos y la gran devoción de sus padres los llevo a considerar que su hija estaba siendo víctima de una posesión diabólica.

Buscando ayuda

La familia de Anneliese buscó ayuda en la comunidad católica pero no obtuvo respuestas. Los sacerdotes solamente les decían que cambien de hospital e intenten un nuevo tratamiento. Sin embargo un pastor llamado Ernst Alt investigó el caso de Anneliese por curiosidad y cuando se reunió con la muchacha quedó convencido de que estaba siendo víctima de una posesión diabólica.

Escribió una carta al obispo y finalmente recibió el permiso para realizar un exorcismo en secreto. Era 24 de septiembre de 1975 y Ernst Alt junto al exorcista Arnold Renz empezarían un procedimiento de exorcismo que duraría más de 10 meses para intentar ayudar a la joven que día a día se volvía más incontrolable y aterradora.

Te puede interesar

Escribe un comentario