Antonio Gaudí y el esoterismo en sus obras

Gaudí esoterismo 1 (570x375)

Uno de los rasgos distintivos de las obras del arquitecto catalán Antonio Gaudí, es la forma en que se combinan los diferentes rasgos del esoterismo, en forma de símbolos y alegorías que se suceden sin un orden de continuidad, pero con una presencia indiscutida en toda su obra.

Lo sagrado es una pieza fundacional de sus obras, pero también la ausencia de escritos. No publicó libros, artículos, ni entrevistas, siempre centró sus conocimientos y planes en lo oculto, igual que los maestros esotéricos de la antigüedad. De allí que las interpretaciones de sus obras sean tantas, variadas y hasta contradictorias a los ojos de los expertos.

Sus obras están cargadas de vida, como la Casa Battlló, pero también significan un puente entre la mitología y el mundo de los seres humanos. Los arquitectos medievales también regresan al centro de la escena gracias al rescate que hace Gaudí de sus formas y estructuras, pero con un toque moderno, indiscutido y extravagante.

Gaudí esoterismo 2 (570x375)

Las catedrales, donde los constructores medievales introducían diferentes símbolos y alusiones a dimensiones más allá del mundo humano, retornan con gran fuerza, y más aún en la inacabada Catedral de la Sagrada Familia, de Gaudí. Difícilmente se pueda catalogar esta construcción como una iglesia, sino más bien como un portal que une diferentes concepciones sobre el mundo y la realidad. Allí, el esoterismo de Gaudí se manifiesta en su totalidad.

Más información – Esoterismo, creencia y rituales con pescado
Fuente – Gaudiclub

Te puede interesar

Escribe un comentario