Aplicando a nuestra vida la ley de la no resistencia. continuación

En el artículo anterior, expresaba  acerca de la aceptación como elemento importante para involucrar y hacer fluir esta ley en la vida diaria.

Nuestro siguiente principio tiene relación con la responsabilidad,  esta forma parte también de la ley de no resistencia, porque una vez aceptado un acontecimiento, persona o situación, el no echar la culpa  a nada ni a nadie de lo que está ocurriendo, la capacidad de  responsabilizarnos y de asumir libremente lo que nos está ocurriendo,  nos da la capacidad de cambiar lo negativo en positivo de volvernos creativos y esta actitud,  nos lleva a buscar alternativas que nos conducen a encontrar respuestas sanas y diferentes para mí y para los demás

Cuando vamos en la búsqueda de esto, toda situación por difícil que sea, se convertirá en una oportunidad para crear algo nuevo y placentero; y todo lo martirizador y angustioso que se nos haya presentado, se convertirá para nosotros en un aprendizaje, que seguramente nos ayudará en el futuro en otra situación.

Otro aspecto importante de la aplicación de la ley de la no resistencia está relacionado también con  asumir una actitud no defensiva frente a los demás. Cuando necesitamos afirmarnos en nuestras ideas o actitudes frente a los que nos rodean. Esta conducta  nos drena energía y vamos iniciando un proceso que nos afecta  físicamente ocasionándonos una enfermedad o una alteración  emocional.

Si asumimos una posición neutral sin pretender tener siempre la razón,  si renunciamos a posturas para defender nuestro punto de vista, nos encontramos trabajando en la ruta de la ley de no resistencia y poco a poco nos daremos cuenta que podemos seguir ese camino y veremos en nosotros y en los seres que nos rodean igualdad, armonía, paz y tranquilidad.

Te puede interesar

Escribe un comentario