Apolo y Dafne, mitología, amor y lujuria

apolo-y-dafne

El relato mitológico de Apolo y Dafne narra una venganza llevada adelante por el joven Eros. Apolo, dios de las artes y la música, se burla de Eros por estar siempre jugando con arcos y flechas. En venganza, Eros lanza una flecha de oro para incitar al amor en el corazón de Apolo, y con una flecha de Plomo dispara a la ninfa Dafne para generar un odio irrefrenable contra Apolo.

Guiado por ese amor indómito, Apolo persiguió a la joven, día y noche. Finalmente los dioses intercedieron para que el dio de la música pudiera alcanzarla. Dafne invocó entonces a su padre, Peneo, y el poder de los dioses se manifestó convirtiéndola en un tronco, con sus brazos haciendo las veces de ramas y sus cabellos convertidos en hojas. No volvió a correr y escapar, pero Apolo estaba tan enamorado de ella que utilizó sus poderes de juventud e inmortalidad para que el árbol estuviera por siempre verde.

Las representaciones de Apolo y Dafne

Existen diferentes representaciones artísticas de Apolo y Dafne alrededor del mundo. Esculturas en mármol, pinturas y obras que toman a los personajes y los interpretan de diferentes formas, siempre dejando en claro un mensaje sobre virtud y lujuria, dos caras que puede tomar el amor o las formas de ver la vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario