Ars Goetia: Astaroth

Astaroth es considerado según la demonología el “gran duque de los infiernos”, perteneciente a la primera jerarquía demoniaca, a la cual es también parte que nada menos que Lucifer y Belcebú.

En el Diccionario Infernal (Dictionnaire Infernal), este demonio es descrito como un hombre desnudo dotado de alas, manos y pies de dragón, pero también tiene un segundo par de alas de plumas como las de un ángel, porta una corona y lleva una serpiente en las manos, se lo muestra cabalgado sobre un feroz lobo, aunque algunos aseguran de que se trata de un gran perro.

Según nahum Michaelis,  Astaroth es un demonio de alta jerarquía, el cual seduce a sus víctimas mediante la pereza, la vanidad y algunas filosofías racionalistas con las que hace ver al mundo de distinta manera. Su enemigo o adversario es San Bartolomé, ya que este santo puede protegerte de él y sus tentaciones, como ya lo hizo alguna vez.

Se dice que Astaroth sirve de inspiración a diversos hombres de ciencias y artes, como artesanos, pintores, matemáticos. También se dice que tiene el poder de volver invisible a los hombres, y que puede conducir a las personas hacia tesoros escondidos, sobre todo los que han sido enterrados o escondidos mediante hechizos por magos. También es muy sabio, ya que puede responder a cualquier pregunta ya sea de letras o números, y en cualquier lengua. Según Francis Barret, Astaroth es el príncipe de los acusadores e inquisidores.

Etimológicamente Astaroth vendría del nombre de la diosa Ashtart, que en la Biblia se traduce como Astharthe y Astharoth (en plural), y que en este texto se transformó en Astaroth, aunque era el mismo nombre se pensó que se trataba de otro dios, en este caso de un demonio.

Te puede interesar

Escribe un comentario