0

Bendecir: bendiciones para el hogar, oraciones y rituales (II)

libro abierto Bendecir: bendiciones para el hogar, oraciones y rituales (II)

Además del incienso, del agua y de las oraciones, otro símbolo característico de las bendiciones para la casa o el hogar es el “aceite”. La Biblia menciona al aceite como parte fundamental de todas las celebraciones: “Tomó Moisés el aceite de la unción y ungió el tabernáculo y todas las cosas que estaban en él fueron así santificadas. Y roció aceite siete veces sobre el altar y todos sus utensilios, y la fuente y su base y así fueron santificados. Y derramó aceite de la unción sobre la cabeza de Aarón y lo ungió para santificarlo” (Levítico 8.1-36 Consagración de Aarón y sus hijos)

Durante mucho tiempo el pueblo de Israel usó el aceite de oliva para ungir a sus reyes y aparece en innumerables menciones en La Biblia, según consta, como mandato de Dios.

Para este ritual de bendición de la casa con aceite necesitamos una vela blanca y una cucharada de aceite de oliva. Debemos verter la cucharada de aceite en un plato y bendeciremos este aceite con esta oración:

“Por este aceite que nos recuerda la redención de nuestros pecados, la purificación de los males, el origen de la vida: Bendícenos Señor y bendice nuestra morada”

Inmediatamente debemos encender la vela blanca y sostenerla con la mano izquierda, con la mano derecha untamos nuestro índice en el aceite ya bendecido y untamos la vela con tres cruces diciendo:

“Tres bendiciones en Dios: una para el espíritu, una para la plenitud de la salvación, una para la vida terrenal”

Seguidamente debemos recorrer la casa sosteniendo la vela y el aceite ya consagrados y diseñando una cruz con el aceite en cada puerta oramos:

“Dios vive en mí para bendecir mi hogar con paz, paciencia, amor; en cada sitio presente, Él estará, bendiciéndonos y llenándonos de Luz. Te rodeo con la llama violeta para limpiarte de toda cosa negativa que se haya introducido en mi morada. Bendigo, a través de esta Luz y de la marca del Ungido, paredes y techos, habitaciones y pasillos y que mi despensa siempre esté colmada por la Fe en que Dios Todopoderoso me está bendiciendo. Que la paz de Dios acuda a esta señal de aceite. Que el amor de Dios esté en nuestros corazones. Amén”

Las bendiciones conviene realizarlas antes de mudarse pero, en el caso de creer que nos rodean vibraciones negativas podemos realizarlas como purificación y para ahuyentar estas energías que están influyendo negativamente en nuestra vida.


Escribe un comentario