Casos de reencarnación: Gus Ortega

gust-ortega-reencarnacion

En el mundo de lo paranormal y lo esotérico la idea de la reencarnación suele ser muy visitada. La existencia de vida después de la muerte es uno de los grandes interrogantes que ha mantenido en velo a miles de estudiosos, por eso los relatos de reencarnaciones suelen atraer la atención de escépticos y creyentes por igual.

La respuesta a la pregunta sobre la existencia de la reencarnación podría encontrarse en un grupo de niños que han sido estudiados por científicos de diferentes partes del mundo. Te contamos algunos de los casos más emblemáticos en donde niños demostraron que eran la reencarnación de otros sujetos.

Gus Ortega

El niño Gus Ortega afirma que en otra vida fue su propio abuelo. Empezó a hablar del tema a los 18 meses de vida, y utilizó declaraciones bastante específicas que no dejaban lugar a la duda sobre su condición de reencarnado. Es uno de los casos más convincentes de la temática y está siendo estudiado por Jim Tucker, un profesor universitario de Virginia.

Gus afirma ser su abuelo Augie, quien falleció en 1993 a causa de un accidente cerebrovascular. Con un año y medio, el niño se acercó a su padre y le dijo “Cuando yo tenía tu edad, a mí me tocaba cambiarte los pañales”.

La sorpresa no quedó allí, otro día le llevo fotos viejas y el niño señaló, sin mediar palabras y sin haberlo visto antes, a su abuelo. Pero no solamente detectó a Augie en las fotografías, sino que dijo “¡Oh… ese soy yo!.

Te puede interesar

Escribe un comentario