Casos de reencarnación: Ian Hagedorn

ian-hagedorn

La reencarnación sigue siendo un tema muy delicado. Las personas pueden creer o no creer en la posibilidad de que nuestras almas trasmutan y viajan a otros cuerpos, reteniendo recuerdos de nuestras vidas pasadas, pero los científicos todavía no logran demostrar con hechos concretos este fenómeno. Por eso la mejor forma de conocer más sobre la reencarnación es a través de casos puntuales.

Además de la reencarnación de Gus Ortega, otro caso emblemático es el de Ian Hagedorn, de Florida, Estados Unidos. Es otro de los casos investigados por el especialista en psiquiatría Jim Tucker, el mismo que investigó el caso de Gus Ortega. La peculiaridad de este caso es que fue uno de los primeros que presentó una relación entre recuerdos del pasado y una enfermedad en la actualidad.

El caso de Ian Hagedorn

Ian Hagedorn tenía seis años y vivía en la ciudad de Pensacota cuando empezó a investigarse su caso. La madre y el niño sostenían que el pequeño Ian era la reencarnación de un policía que falleció muerto de un disparo. Los recuerdos le indicaban que cierta noche entro en una tienda y fue asesinado por criminales, y además no era cualquier policía, era su propio abuelo materno.

Pero además de tener recuerdos de su propio abuelo, Ian sufre una enfermedad del corazón que le ocasiona desvanecimientos cuando se esfuerza de más. Esto se debe a que su arteria pulmonar tiene defectos y no se ha desarrollado completamente del lado izquierdo. ¿Lo curioso? Su abuelo murió por un disparo que le rompió la arteria pulmonar.

Un día la madre de Ian, María, le dijo que si se seguía portando tan mal le iba a pegar. Ian tenía apenas tres años. En ese momento el niño le dijo “cuando eras pequeña y era tu padre, tú hacías muchos desastres y nunca te pegué”. A partir de ese momento la vida de Ian cambió y junto a su madre empezaron a investigar la posibilidad de que realmente fuera la reencarnación de su propio padre.

Te puede interesar

Escribe un comentario