Castillos Embrujados; El Castillo de Edimburgo

56

Construido sobre un gran afloramiento de rocas de basalto, el Castillo de Edimburgo se erige por encima de la ciudad, así como sus fantasmas se mantiene atentos a la metrópolis, que conoce su aterradora historia.

Muy por debajo de los cimientos del castillo existe una serie de túneles que tras su descubrimiento un solitario gaitero fue enviado para investigar lo que había oculto en sus profundidades, pero nunca regresó, a pesar de que un equipo de rescate fue enviado a investigar su desaparición, sin encontrar jamás su cuerpo.

Desde ese momento hasta el día de hoy en ocasiones se puede escuchar un melodía de su gaita y según cuentan el fantasma camina sin descanso por toda la red de túneles, tratando de encontrar la salida, pero el gaitero solitario no es el único fantasma residente que habita en el Castillo de Edimburgo, ya que han habido informes de un tamborilero sin cabeza.

El primer avistamiento del tamborilero reportado fue cuando el ejército de Oliver Cromwell, cuando estaba a punto de atacar el castillo en 1650, pero nadie sabe quién es, ni qué persigue en el castillo. En las entrañas del castillo de Edimburgo y ocultas a la vista, se encuentran mazmorras oscuras y húmedas, que a través de los siglos fueron utilizadas para el encarcelamiento y la tortura.

Su reclusos por lo general nunca vieron la luz del día y la mayoría murió en sus celdas, por lo cual sus almas torturadas no encuentran la paz y hasta el día hoy rondan, el único lugar que conocen.

Si bien hasta aquí estas son solo historias de fantasmas, en la actualidad los calabozos del castillo de Edimburgo, son objeto de estudio científico, que busca demostrar la posible existencia de estas almas torturadas, como sucedió en el 2001, con la investigación que llevó a cabo el Dr. Richard Wiseman, quien estudió las reacciones de un grupo de 250 visitantes que no tenía conocimiento previo del castillo o de sus fantasmas. Todos ellos informaron sensación de actividad paranormal, a pesar de que este estudio no es prueba concluyente de la existencia de fantasmas, si demuestra que hay algún tipo de fenómeno.

Imagen: devi

Te puede interesar

Escribe un comentario