Caza de brujas

La caza de bujas o cacería de brujas, se refiere a la búsqueda de brujas o a personas las cuales se creía que fuera una bruja o hubiera hecho un pacto diabólico o que practicara brujería o hechicería. Esta práctica ha sido realizada por muchas culturas, castigando este tipo de actos, inclusive llegando hasta asesinar a la presunta bruja.

La caza de brujas se empezó a dar con mucha fuerza, en Europa Central a principios  de la Época Moderna (1450 – 1750), época que se dio la persecución de muchas mujeres, sobre todo jóvenes, al que eran señaladas como brujas, también en algunos casos también eran señalados hombre e incluso animales. Esta persecución era casi siempre realizar por la Iglesia y la justicia civil, ya que se creía que estas “brujas” confabulaban contra Dios, estaban asociadas al diablo y quería acabar con el cristianismo.

Hoy el término “caza de bujas” se utiliza para describir a alguien que es perseguido injustamente, y casi siempre es perseguido por varias partes y por razones no claras, muy similar a lo que sucedía en la antigüedad.

En la Edad Moderna, en dónde se realizó con más fuerza la cacería de brujas, esta práctica era para según la Iglesia condenaba a las personas por actos de herejías. Las supuestas brujas eran culpadas por actos a los que no encontraban explicación, y de alguna manera siempre eran asociadas al mal o al diablo. Muchas mujeres sufrieron injustas persecuciones y horrendas muertes en la hoguera o ahorcadas y rellenadas con piedra y echadas a un río.

La escritora italiana Silvia Federici (1948), publicó un interesante libro sobre este tema, llamado: Caliban y la bruja, en donde explica este fenómeno como la forma de aplacra el l desarrollo laboral y sexual de la mujer.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Santiago dijo

    Se aca Hallowin.

Escribe un comentario