Ciencia astrológica, fundamentos de un arte milenario

astrología

Los fundamentos de la ciencia astrológica pueden rastrearse varios cientos de años hacia atrás en la historia. Pocas de las disciplinas humanas son tan antiguas y universales como la astrología (que en griego significa ‘conocimiento de los astros’). El ser humano ha contemplado el cielo estrellado en incontables ocasiones desde el principio de los tiempos intentando encontrar relaciones entre el devenir de las estrellas y la vida del humano.

Hay registros prehistóricos de estas prácticas tanto en oriente como en occidente, con al menos 15.000 años de antigüedad. Egipto, Babilonia, Persia y Grecia son algunos de los lugares donde el estudio de los astros se convirtió en un símbolo de conocimiento y poder.

Los nombres planetarios

Los antiguos estudiosos del comportamiento del cielo fueron los que pusieron nombre a los planetas en relación a las cualidades que identificaban en su relación con la vida humana. Las culturas antiguas basaban la disciplina en una praxis con raíz empírica llevada a cabo por siglos, y en una interpretación de las observaciones partiendo de un esquema simbólico con matriz análoga en distintas culturas.

La correspondencia macrocósmica permitía entender el cielo como un espejo macrocósmico de las realidades humanas, donde los ojos entrenados podían entender las líneas del futuro y la vida de los hombres. Hoy la astrología está más que nunca ligada a ideas de adivinación y poderes sobre el futuro y el devenir de la vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario