Cine de terror: La parada de los monstruos (1932)

La parada de los monstruos 1 (570x375)

En 1932, el director estadounidense Tod Browning dirigió una nueva cinta de terror que lo elevaría al nivel de clásico indiscutido: La parada de los monstruos. Browning ya venía del éxito de Drácula, por lo cual una cinta con criaturas aterradoras no era más que una evolución natural para su estilo narrativo.

En su momento, la obra fue defenestrada, pero en la actualidad es considerada una de sus películas más innovadoras. Está basada en un cuento llamado Espuelas, sobre un enano de circo que decide vengarse de la trapecistas que trató de quedarse con su dinero al casarse con él.

La película La parada de los monstruos (Freaks, en el original) está filmada con personas con deformidades físicas reales, y algunos con padecimientos mentales. No posee maquillajes, ni efectos especiales, salvo en una pequeña escena del final.

La parada de los monstruos 2 (570x375)

A diferencia del cuento, La parada de los monstruos no presta tanta atención a la relación con la trapecista, sino al entorno que rodea a los trabajadores del circo de monstruosidades. La venganza del enano se mezcla con la vida de estas personas tan peculiares, su sentido de pertenencia a un grupo y la forma atroz y violenta con la que llevan a cabo la venganza, elementos suficientes para unir esta cinta a otros clásicos del cine de terror de principios del siglo XX.

Más información – Cine de terror: El conjuro (2013)

Fuente – CoolAssCinema

Te puede interesar

Escribe un comentario