Como tirar las runas III

 

Triada, tirada de tres Runas

En esta tirada de Runas debemos sacar tres Runas y alinearlas, la Runa de la derecha representa el pasado, la Runa del centro el presente y la Runa de la izquierda representa el futuro, siempre en relación con la consulta. Muchas veces creemos que nuestro problema es actual, responde al momento que vivimos y que puede modificar sensiblemente nuestro futuro pero, siempre, lo que padecemos hoy lo hemos comenzado mucho tiempo antes sin percibir la magnitud que podrían alcanzar nuestros actos, nuestras opciones, nuestras decisiones.

Nuestras vidas son las síntesis del devenir y del avenir, somos prisioneros del pasado y exploradores del futuro.

La mitología germánica cuenta que tres diosas, llamadas “Nornas” en español y que es la traducción de la palabra nórdica antigua “norn“, viven bajo la copa del árbol sagrado de Odín, el fresno, en el centro del universo, tejiendo la vida de los seres humanos y para cada ser humano la extensión del hilo con el que se teje su vida ya está definido y es indefectiblemente la duración de su vida. Cada una de ellas representa el pasado, el presente y el futuro y los tiempos se entrelazan en el tapiz que tejen, no pueden separarse, no se puede construir una vida sin los hilos de cada una de las Nornas.

Ellas, no sólo representan los tres tiempos, también regulan la vida de los hombres y el orden en el universo. Su eterna vigilia conserva la vida de los seres y la armonía del cosmos, sus ojos todo lo miran y todo lo ven. Tejen la vida de los hombres cantando y cuando un hilo se corta huyen espantadas bajo las raíces del fresno.

La Runa Blanca, neutra, Wyrd o Runa de Odín, según los diferentes autores, representa a las Nornas o diosas que tejen el destino, también algunos la denominan “Escudo de las Valkirias” (portadoras de malos presagios)

Una vez preparado el ambiente necesario para consultar las Runas y alineadas del revés, las develamos prestando mucha atención a su posición “derecha o invertida”. Si las tres Runas se develan al derecho, la respuesta a la pregunta del consultante es un “si” sin lugar a dudas, si aparecen las tres invertidas, la respuesta es “no”, si aparece la Runa Blanca debemos indagar al consultante porque se debe interpretar que la pregunta formulada no responde ciertamente a su inquietud, que ha sido formulada de manera ambigua o evasiva y que debe sincerarse, permitiéndonos un contacto real con las Runas, comulgar con ellas y preguntarles sobre lo que realmente  aqueja.

La sabiduría de los antiguos nórdicos ya les decía a los hombres que el pasado se entreteje con el presente y el futuro de manera ineludible.

Te puede interesar

Escribe un comentario