Definición y diferentes tipos de hechizos

Vela roja

Si ayer nos metíamos un poco más de lleno con el significado del término ‘sortilegio’, hoy le toca el turno a los ‘hechizos’. Veremos a raíz de su significado y los diferentes tipos de hechizos que existen la relación que estos tienen entre los términos más usados.

La definición de hechizo dice que este es “un acto mágico que suele ser para pretender producir efectos sobre la realidad mediante procedimientos sobrenaturales”. Cuando este hechizo es usado con fines adivinatorios -tal y como vimos ayer- sería denominado como ‘sortilegio’. Cuando el hechizo busca influir en otra persona, si el fin es protegerla, se le llamaría ‘bendición’, o ‘maldición’ si el fin fuese con mala voluntad, además de que entraría dentro de lo calificado como magia negra. Si bien los hechizos son un componente habitual en religiones paganas como la Wicca, en otras se prohíbe su práctica.

De los hechizos se dice que son un acto instantáneo sin forma común y que se pueden llegar a ejecutar de manera involuntaria, como podría ser el caso del mal de ojo. El caso más común de hechizo es el que pretende alcanzar los objetivos salud-dinero-amor, llevados a cabo a través de libros esotéricos o recurriendo a consultas privadas.

Te puede interesar

Escribe un comentario