Edgar Cayce; “El profeta durmiente”

99

Edgar Cayce fue uno de los psíquicos más famosos del siglo XX y probablemente, uno de los más famosos de la historia, ya que dejo un legado en su fundación de más de 14.000 lecturas, todas ellas como resultado de un estado de trance, por el cual recibió el apodo de “El Profeta durmiente”.

Muchas de sus lecturas era referentes a casos individuales de salud, ya que recibía cartas de todo el mundo, de personas enfermas a las cuales recetaba con gran éxito, sin saber absolutamente nada de medicina, ya que era fotógrafo, además de aconsejar sobre sueños, negocios y temas esotéricos en ocasiones, tales como los Registros Akáshicos.

Esta es una de sus predicciones mas famosas:

"El tiempo de Nueva York, Connecticut y porciones de la costa Este serán perturbados, así como muchas porciones de la costa oeste, así como la porción central de los Estados Unidos. Los Ángeles, San Francisco, la mayoría de todos éstos estarán entre aquellos que serán destruidos antes de que New York City, los cuales en su mayoría desaparecerán. Esta será una nueva generación y las aguas de los Grandes Lagos se vaciará en el Golfo de México”.

Cayce también habló de los orígenes de la humanidad, Egipto y de la ciudad perdida de Atlantis, él era un cristiano devoto pero también opinó sobre Jesucristo y le preocupaba que sus capacidades pueden haber sido en su origen satánico. Cayce predijo que el eje de la Tierra se desplazaría hacia el año 2001, así como sobre otros importantes cambios en la tierra, que el efecto invernadero produjo y sigue produciendo.

Cayce pasó su vida dando lecturas a las personas como una manera de ayudar a los demás, a pesar de que en una de ellas se le avisó no dar más de dos lecturas en un día, pero por desgracia no siguió ese consejo y enfermó, su última lectura fue sobre si mismo en la cual se le dijo que hora de que deje de trabajar y descansara, prediciendo a la vez el día de su muerte 5 de enero de 1945, la cual acaeció ese día inexorablemente, afirmando así sin cuestionamiento alguno su don de videncia.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario