El Anchimallén

El Anchimallén es una criatura mítica que se desprende de la mitología mapuche, según esta mitología se trata de espíritus que se dejan ver por las personas, y que su presencia es de mal augurio, ya que suelen presagiar, muerte,  desgracias y enfermedades.

El Anchimallén sele describe como un pequeño ser, del tamaño de un niño pequeño, que tiene la facultad de transformarse en una esfera muy brillante con un gran resplandor capaz de verse desde muy lejos. También se les ha familiarizado con los duendes, por su aspecto pequeño.

Cuenta la leyenda que los Anchimallén suelen aparecer de noche y se les ve como pequeñas esferas de fuego brillante, también se dice que suelen pelear entre ellos, pequeñas batallas que logran sacar chispas. Los Anchimallén emiten un sonido muy similar al llanto de un bebé recién nacido, cuando se  tratan de acercarse a ellos, estos seres utilizando una fuerte luz, ciegan y aturden a los curiosos, se dice que las personas podrían hasta quedarse ciegas por siempre.

Se dice que Anchimallén tiene la facultad de cambiar de forma. Se dice que se alimentan de leche, miel o sangre. Estos seres suelen tener un dueño, al que obedecen en todo momento así sea para hacer el bien o el mal. Se dice que los colores de su brillo anuncian distintos acontecimientos, el color rojo de su luz anuncia la muerte.

En otras versiones de la leyenda, se dice que estos extraños seres con creados por Calcu (brujo de magia negra), para convertirlos en sus guardianes. Se dice que el Calcu desentierra los huesos de un niño o niña recién nacido  muertos repentinamente, y tras una ceremonia de magia negra son convertidos en un Anchimallén, de ahí el llanto de un recién nacido.

Te puede interesar

Escribe un comentario