El Árbol de la Vida, la representación hebrea del mapa de la creación

Cábala Árbol de la Vida

El Árbol de la Vida es una representación gráfica de la Cábala, que se presenta como un modelo realista que describe el mapa de la Creación. Se entiende que las tradiciones orales necesitaron en cierto momento de la historia una representación gráfica de las enseñanzas, por este motivo fue creado el Árbol de la Vida, un sistema jerárquico en forma de árbol cabalístico que se divide en diez partes, o diez frutas. Estas frutas tienen sentido ambiguo, que puede ser interpretado tanto como un estado de la totalidad, del universo o como se pueden ser interpretados como estados de la conciencia.

Desde un marco microcósmico, los estados se puede ver desde el punto de vista del hombre y, desde un marco macrocósmico, desde el punto de vista del universo en general. Para una lectura macrocósmica, el árbol debe leerse de arriba para abajo y, desde el microcósmico, debe leerse de abajo para arriba. El Árbol de la Vida se encuentra formado por diez esferas (sephirot) que representan los diferentes aspectos de Dios y sus diferentes manifestaciones. Estas diez esferas marcan 22 senderos, cada uno de los cuales representa un estado (sefirá) que llevan a la comprensión de Dios y a la manera en que él creó el mundo.

El Árbol de la Vida se representa por el Árbol Sefirótico, compuesto por diez emanaciones espirituales (esferas) que se intercomunican con los 22 senderos que también representan las letras del alfabeto hebreo, que se asocian con los 22 Arcanos Mayores del tarot.

Te puede interesar

Escribe un comentario