El Arcángel Zerachiel y el Arcángel Remiel

El Arcángel Zerachiel

El Arcángel Zerachiel es considerado uno de los 7 arcángeles del libro de Henoc,  y sería quien conduciría a las almas al juicio. Es también conocido como el “ángel de la curación”, también es considerado el ángel que preside el sol. Llamado príncipe de los ángeles ministradores, ya que protege a los mortales. Es también llamado el “ángel de los niños”, sobre todo de los niños de padres pecaminosos, los cuales protege en la tierra, ya que se dice que el Arcángel Zerachiel tiene dominio en la tierra como en el cielo.

El Arcángel Remiel

El Arcángel Remiel es también uno de los siete arcángeles que encontramos en el libro de Henoc, y sería el “ángel de los resucitados”. El Arcángel Remiel es nombrado en el Apocalipsis de Esdras, es quien espera los justos por su recompensa, hasta que se completen el número de justos. En escrituras latinas es conocido también como Jeremiel o Yeremie. Remiel se traduce como el “trueno de Dios“, aunque en algunas versiones de su interpretación lo dan como el “desconcierto de Dios“, así como “amor de Dios” o “misericordia de Dios”.

En el Apocalipsis de Baruc escritura de origen siríaco, es un personaje de bastante importancia, es considerado el ángel que preside las visiones verdaderas. También es mencionado en Senaquerib, como el vencedor de este identificándose como el ángel de Cronicas (2Cronicas 32:21-22).

Existe un confusión importante relativa al Arcángel Remiel, esta se da en el Libro de Henoc, en donde es mencionado en reiteradas oportunidades, pero en algunas de estas menciones lo califican como uno de los vigilantes caídos (también conocidos como hijos de Elohim o los Grigori), algunos sustentan que se trataría de un homónimo y no del Arcángel Remiel.

Te puede interesar

Escribe un comentario