El Caipora

El Caipora o también llamado “Padremont“es un ser que pertenece a la  mitología Tupi-Guaraní del Brasil. El Caipora es representado por un niño desnudo de tez oscura, que lleva un cigarro o una pipa en la boca, este niño es de carácter pícaro y travieso, se lo suele ver montado en un gran pecarí (especie de pequeño  jabalí de la selva brasilera) en los bosques, se dice que este ser lidera como el rey de los animales. El Caipora detesta a los cazadores, suele borrar las huellas de los animales y ahuyentarlos para que estos no puedan cazar.

La leyenda nos cuenta que en un pueblo brasilero habían dos compadres que eran muy amigos, pero a su vez eran muy distintos, ambos eran carboneros. Uno era muy cuidadoso con su trabajo, modesto, sacaba la leña exacta para hacer su carbón y respetaba la naturaleza; el otro era todo lo contrario y no le importaba derribar un árbol.

Un día el compadre modesto tuvo que ir solo a recolectar leña al bosque, ya que su compadre estaba enfermo. Cuando llegó al bosque notó más paz que la de costumbre, al poco tiempo vio una manada de animales que venía hacia él, lo extraño era que era compuesta por cada una de las especies de animales que habitaban ese bosque. Lo más extraño era que esta manada era liderada por un ser extraño, montado en un pecarí, se trataba de nada menos que de el Caipora, el cual se le, acercó y le pidió tabaco, el carbonero asustado le dio un poco de hojas de tabaco que llevaba consigo.

Ese día el carbonero llevó la mejor leña que había visto en su vida, su compadre en cambio sacaba leña mala que no podía vender, por eso le preguntó a su compadre, y él le narró la historia, este se llenó de tabaco para dárselo a esta extraña criatura a cambio de la magnífica leña, hasta que un día lo encontró, le dijo que ahí tenía el tabaco y le pidió la leña, el Caipora molesto con el carbonero lo cogió del torso y lo volteó dejando los pies al revés, nunca más se supo de él.

Te puede interesar

Escribe un comentario