El Campo Akáshico

akashico

Místicos y sabios han sostenido desde hace tiempo que existe un campo de interconexión cósmica entre las raíces de la realidad, que conservan y transmiten la información, con un campo conocido como la Crónica del Akasha.

Los recientes descubrimientos en el nuevo campo de la física al vacío muestran ahora que este campo Akáshico es real y tiene su equivalente en el campo de punto cero subyacente al espacio en sí. Este campo consiste en un mar de fluctuaciones de energías sutiles de donde surgen todas las cosas: los átomos, las galaxias, las estrellas, los planetas, los seres vivos e incluso la conciencia.

Este punto cero o campo Akáshico, no sólo es la fuente original de todas las cosas que surgen en el tiempo y el espacio, sino también la memoria constante y permanente del universo. Se relaciona con todo lo que ha pasado en la vida sobre la Tierra y en el cosmos, así como también con todo lo que está por suceder.

Los Registros Akáshicos:

Los registros Akáshicos (Akasha es una palabra sánscrita que significa “cielo”, “espacio” o “éter”) es un término utilizado en la teosofía para describir un compendio de místico del conocimiento codificado en un plano no-físico de la existencia, registros que contienen todo el conocimiento de la experiencia humana y la historia del cosmos.

En la antigüedad se describía metafóricamente como una biblioteca, en la actualidad otras analogías lo describen como una “supercomputadora universal” o la “Mente de Dios“. Las personas que describen los registros afirman que se actualizan constantemente de forma automática y que se puede acceder a través de la proyección astral o cuando alguien se pone en estado de hipnosis profunda.

El concepto se popularizó a través de los movimientos teosóficos del siglo XIX y deriva de la filosofía hindú del Samkhya, que establece el concepto de se graban automáticamente en los átomos de Akasha, uno de los cinco tipos de átomos visualizado que existe en la teoría atómica de la India antigua. Continuará.

Imagen: flikcr

Te puede interesar

Escribe un comentario