El caso de la mansión Summerwind

Summerwind

Summerwind en la actualidad

Summerwind, la que fuese conocida antiguamente como la Mansión Lamont, está considerada como uno de los lugares más embrujados de Wisconsin. Tras décadas de reportes sobre apariciones y sucesos sin explicación, la casa terminó reducida a escombros en junio de 1988 debido al impacto de varios rayos durante una tormenta. De la mansión apenas quedan hoy las chimeneas y los cimientos.

Todo comenzaba en 1916, cuando Robert P. Lamont, futuro Secretario de Comercio de Estados Unidos, adquiría y reformaba la mansión con la intención de usarla como casa de verano para él y su esposa. Después de dos años de reformas, el matrimonio permaneció en Summerwind alrededor de 15 años. Los sirvientes de la mansión se quejaban sobre la casa y lo que en ella ocurría, pero Lamont no les creyó, ya que la casa había sido casi construida desde cero con la reforma. Fue durante una noche a principio de los años 30 que el matrimonio Lamont se encontrase mientras cenaban con una aparición. La puerta del sótano se abrió sola, dejando ver la figura de un hombre. Lamont agarró su pistola y disparó dos veces hacia la puerta, cerrándose esta de golpe. Los disparos habían atravesado la figura del hombre y quedaron incrustados en la puerta. En ese momento el matrimonio abandonó la mansión para no volver.

Treinta años después, la familia Hinshaw se mudó a Summerwind y comenzó su pesadilla. Voces en las habitaciones, el fantasma de una mujer que vagaba por la casa y ventanas que se abrían solas fueron sólo el preludio de lo que familia encontraría en el hueco de un armario: un cráneo humano. El matrimonio se acabó separando y abandonando la casa después de que el marido fuese atormentado por una entidad invisible que le hacía comportarse cada vez de forma más violenta con la familia.

Te puede interesar

Escribe un comentario