El día de los muertos

El 2 de Noviembre es una fecha que ha sido tradicional celebrar el día de los muertos sobre todo en los países donde la religión católica es relevante.

Sin embargo existen otras fechas en las cuales esta celebración es también muy importante y tiene relación con la celebración del día de los muertos y está relacionada con otras creencias religiosas

Fue interesante cuando investigue en relación a esta nota y encontrar que en muchos países del mundo se celebra un día especial como tributo y homenaje  a los ancestros y a los fieles difuntos, sin importar la creencia religiosa que se tenga.

Por ejemplo en Japón esta celebración  a los difuntos se realiza según el calendario que el creyente utilice, si su calendario es  lunar, el día  de la fiesta que se lleva a cabo es a partir del el día 13 de julio hasta el  16.  Si el calendario que se utiliza es solar,  las ceremonias se hacen a partir del día 11 de agosto hasta el 16. En estas fechas las diferentes religiones, celebran esta festividad. Estos días  son importantes para los japoneses, sobre todo los que conservan las costumbres y la tradición , ya que es una fecha propicia para la reunión  familiar  en la casa paterna, padres, hermanos, hijos y nietos se juntan y agradecen a sus ancestros y les hacen honor a los valores recibidos.

Los países latino americanos celebran estos dos días el 1 de Noviembre que es el día de todos los Santos y el 2 de Noviembre que es la fecha de los fieles difuntos. En ambas fechas las celebraciones están dedicadas a los que ya han fallecido. El sitio de reunión es en el cementerio donde reposan los restos de sus seres queridos y en este lugar les llevan flores y arreglan el sitio, esta celebración es llevada a cabo con oraciones y rezos por el eterno descanso de su familiar.

Estas celebraciones son en su esencia iguales, su objetivo principal ha sido desde la antigüedad,  rendir  una ofrenda y honrar la memoria de sus ancestros a través de objetos que cada uno de ellos, en su tradición, han considerado que lo ofrecido puede ser de ayuda o de agrado al difunto en la otra vida.

Te puede interesar

Escribe un comentario