El Don de lenguas o Glosolalia

Una de las experiencias paranormales más impactantes es la glosolalia o la xenoglosia, que es el fenómeno de hablar en otro idioma sin hacerlo con intención e incluso desconociendo el idioma en el que se habla.

Mejor conocida como el Don de lenguas, es conocido desde hace cientos de años ya que sucede con poca frecuencia pero está comprobado que sucede. En los casos más extraños las personas que son tocadas con este don comienzan a hablar en idiomas completamente desconocidos, incluso en lenguajes que se consideran desaparecidos o provienen de regiones remotas de las cuales la persona no tiene conocimientos.

En las antiguas tribus las personas con el Don de lenguas eran consideradas chamanes, magos, brujos y dioses o que tenían conexión directa con ellos y podían hablar en su idioma. Lo más extraño del caso es que las personas son sorprendidas con esta capacidad de hablar en otro idioma y muchas veces comprenden lo que han querido decir o caen en un estado de estupor que provoca desmayos y no recuerdan haber hablado en otro idioma.

Durante los tiempos de reformas religiosas a las personas con este don se las podía considerar tanto poseídas por demonios como benditas, dependiendo del estrato social o de la lengua en la que hablaran.

Muchos científicos se dedicaron a estudiar este fenómeno y lo han relacionado con situaciones tales como la histeria y otros desórdenes mentales pero siempre en personas con una capacidad intelectual y sensorial superior o “diferente” a la de otras personas.

Lo cierto es que las personas que tienen el don de lenguas hablan utilizando correctamente el lenguaje que los invade, por lo que también se considera que pertenece a sus vidas pasadas que de repente toma protagonismo.

Esta es la parte del fenómeno que todavía no tiene explicación, ya que si bien se ha comprobado que las personas con glosolalia tienen capacidades intelectuales y sensoriales diferentes, no se ha encontrado explicación para el conocimiento de la lengua, para la aparición repentina del fenómeno y para la imposibilidad de hacerlo a voluntad.

Te puede interesar

Categorías

Misterios

Escribe un comentario