El Emperador de Jade y los orígenes de China

Emperador de Jade 1 (570x375)

En la mitología China, el Emperador de Jade es el gobernante de los cielos, la figura más poderosa, y fuerza creadora del mundo. Es una de las deidades más poderosas del panteón taoísta, y posee diferentes nombres que son utilizados para celebrar distintas ceremonias en su honor: Emperador Augusto de Jade, Abuelo Celestial o Gran Empeerador Augusto de Jade.

Una de las leyendas sobre su origen, sostiene que era el príncipe heredero del Reino de la Dicha Pura y de las Majestuosas Luces y Ornamentos Celestiales. En el momento de su nacimiento, irradió una luz tan intensa que todo el reino quedó iluminado con su gracia.

De joven, fue amable y respetuoso, a su vez, mostraba benevolencia hacia los hombres y hacia todas las criaturas vivientes. Cuando llegó el momento de ascender al trono, su objetivo fue el de llevar a todos sus habitantes la paz y la satisfacción.

Emperador de Jade 2 (570x375)

Cuando consiguió su objetivo, se retiró al Acantilado Brillante y Fragante a cultivar el Tao. Realizó 1750 intentos, cada uno con duración de 120.976 años, y finalmente logró convertirse en el Emperador de Jade, tras más de cien millones de años de cultivación personal.

Más información – El Tao Te Ching, enseñanzas ancestrales chinas
Fuente – Nationsonline

Te puede interesar

Escribe un comentario