El escarabeo egipcio

Escarabeo

Es un amuleto de vida, poder y suerte. Se trata del escarabajo pelotero representando al Sol naciente, símbolo de la resurrección y la constante transformación de la existencia. Normalmente para que sean más poderosos se graban con el nombre de la persona debajo.

Estos escarabajos eran sagrados en Egipto. Se cuenta que los escarabajos peloteros no tienen hembras en su raza y se autoreproducen solos como el dios Jepri, que se hizo a sí mismo de la nada. Durante la vida protegen del mal visible o invisible y durante la muerte dan la posibilidad de resucitar y vivir eternamente.

Los escarabajos peloteros viajan transportando una pelota de estiércol que contiene sus huevos y les da de comer, son coleópteros. Los escarabeos normalmente están hechos de piedras preciosas como lapislázuli, amatista, cornalina incluso oro o granito. Generalmente son pequeños y poseen un agujero para pasarlos por un collar o pulsera.

Escarabajo Pelotero

Se cuenta que se empezó a emplear el escarabeo en el lugar del corazón como un amuleto para las momias con un grabado del libro de los muertos para protegerlos en el juicio de Osiris. También se han encontrado escarabeos pintados en los relieves de las tumbas.

Para los egipcios la pelota que mueven los escarabajos representa al Sol como el dios Khepri, el dios que lo mantenía en movimiento. Cuando depositan sus huevos en la esfera, la larva en pocos días, se convierte en una ninfa envuelta en seda, lo que algunos estudiosos sugieren que es el rito de la momificación egipcia como esperanza de resurrección.

Pulseras

Los escarabajos en la cultura egipcia aparecen en muy diversos sitios desde estatuas, jeroglíficos, esculturas, templos, joyas… Es un amuleto de protección también contra las enfermedades y la muerte. La importancia de la alimentación de los animales y sus excrementos en el Antiguo Egipto viene de darse cuenta de que gracias a ellos los campos son más fértiles por su abono.

Más información – Los amuletos egipcios

 

Te puede interesar

Escribe un comentario