El esqueleto vampiro de Bulgaria

vampiros-bulgaria

Los vampiros forman parte de las antiguas leyendas que se han extendido por todo el mundo. Hay numerosos artículos y reseñas que hablan sobre incidentes en donde se comunica la presencia de vampiros, pero ante la falta de pruebas físicas el escepticismo crece en las personas.

Ahora un reciente descubrimiento arqueológico podría poner un fin a las dudas sobre la existencia de los vampiros reales. Un esqueleto del siglo XIII con una estaca de metal clavada en su corazón fue descubierto al sur de Bulgaria, el responsable del descubrimiento fue Nikolai Ovcharov, conocido como ‘el Indiana Jones búlgaro’.

El vampiro real de Bulgaria

El esqueleto, que pertenecía a un hombre, tenía una estaca de metal clavada en el pecho, justo donde estaba el corazón. Para Ovcharov la estaca forma parte de un ritual anti-vampiros que se practica en Europa desde hace siglos y que demostraría que los antiguos pobladores de Bulgaria sabían las formas de eliminar a estas criaturas del mal.

Según explica el arquéologo, el ritual anti-vampiros solía utilizarse en personas cuya muerte fue dudosa. La estaca en el corazón evitaba que los individuos resucitarán en formad de vampiros movilizados por las fuerzas oscuras.

La estaca de metal, de casi 1 kilo de peso, fue clavada en el pecho a través de una clavícula fracturada, totalmente rota.

Te puede interesar

Escribe un comentario