El estudio científico de las manos llamado quirología

Esta  ciencia  llamada quirología se practicaba desde la antigüedad en los templos hindúes, información que ha aparecido en los libros vedas y hacen referencia a cerca de esta ciencia, incluso existe hoy el estudio de  la quirología  ayurvédica la cual está basada en diagnósticos  clínico – emocional, de los pacientes.

La civilización Egipcia y antiguos descendientes han dejado testimonios de esta ciencia, en la cual estudian un conjunto de líneas concretas de las manos que reflejan, no solo  la personalidad del individuo , sino que también  el objetivo de su vida en la tierra.

La quirología es una ciencia exacta y nada tiene que ver con la adivinación, no debe confundirse con la quiromancia, que es el arte adivinatorio.

La quirologia es el estudio, la lógica y la ciencia de las manos, es el examen e interpretación de los signos de la mano en forma científica. Como ciencia se basa en observaciones de hechos concretos, puros, simples y exactos.

Como todo estudio científico puede ser aplicado a tres grandes ramas en función de su utilidad.  La quirología científica propiamente, que se encarga de estudiar la forma y contexto de la palma de la mano,  incluyendo sus signos y características, determinando, personalidad, tendencias y predisposiciones del individuo.

La quirologia médica que estudia las enfermedades existentes en el individuo, el diagnostico de su enfermedad a través de la forma de la mano, su color, su temperatura, describiendo su constitución física, sus tendencias patológicas, características hereditarias y carácter.

La quirologia esotérica que revelan la realidad interior del ser, el inconsciente,  interpretan lo oculto, lo místico y mágico que muestran las manos. La energía interior que se percibe en las manos y la canalización de la misma, sirviendo de herramienta de autoconocimiento.

Este estudio nos revela una verdad científica y un conocimiento serio muy antiguo, al cual se puede recurrir sin lugar a dudas.

Te puede interesar

Escribe un comentario