El fantasma de Hollywood (parte 2)

fantasma-de-hollywood

Peg Entwistle, mejor conocida hoy como “el fantasma del cartel de Hollywood” nació en 1908 en la ciudad de Port Talbot, Galles. Su nombre verdadero nombre era Millicent Lillian Estwistle y tuvo una vida traumática. Su madre murió de forma inesperada cuando todavía era una niña, se mudó con su padre a Nueva York y pocos años más tarde él también murió, en este caso atropellado por un automóvil.

Desde su adolescencia, la joven deseó conseguir un trabajo en el mundo de Hollywood. Realizó papeles en los teatros de Boston y Broadway e incluso la famosa actriz Bette Davis confesó que Peg Entwisle fue su inspiración para dedicarse a la actuación.

Casamiento, divorcio y problemas familiares

Su vida adulta tampoco estuvo exenta de tragedias. A los 19 años se casó con el también actor, Robert Keith. Al poco tiempo descubrió que él ya estaba casado y tenía un hijo de 6 años de edad, se divorciaron a causa de esta mentira.

Si bien Peg Entwistle había encontrado el camino hacia el éxito profesional, al trabajar con artistas de la talla de Dorothy Gish y Laurette Taylor, empezaron a acosarla los problemas personales, la depresión y un gran fracaso en la pantalla que terminaría de llevarla al precipicio del suicidio.

En 1932 se estrena Trece Mujeres, un filme de George Archainbaund protagonizado por Irenne Dunne. Las críticas negativas destruyeron cualquier posibilidad de Peg de conseguir papeles de éxito, comenzó una grave depresión que culminaría con su suicidio el 18 de septiembre de ese mismo año. El alcoholismo y la depresión la llevaron a saltar desde lo alto de la letra H. A su tío, el último que la vio con vida, simplemente le dijo que iba a ver a unos amigos.

Te puede interesar

Escribe un comentario