El Fauno

El Fauno es una criatura fantástica que se desprende de la mitología romana, se le considera una divinidad por  los di indigetes (grupo de dioses adoptados de otras mitologías, dioses indígenas). Se le asocia al semidiós griego Pan, por su similitud física.

Según las leyendas, fábulas y la propia mitología, el Fauno vendría a ser el tercero de los reyes del Lacio, sería hijo de Pico y Marica, nieto  de Saturno, y padre de Latino. Fauno habría sido quien promovió la agricultura y la ganadería, se lo describe como un diestro cazador. El Fauno es muy importante para la historia de la mitología romana a lo que a Lacio se refiere, sobre todo por sus aportes en la agricultura y  ganadería.

Fauno es considerado el dios de los campos y los pastores, pero no es la única razón de porque se le adoraba, también es considerado una divinidad oracular y profética. También se le consideraba el espíritu de los bosques, el cual tenía poderes proféticos y adivinatorios.

Los faunos

A pesar que Fauno se refiere a una sola persona, existe la creencia que se referían a más de uno o que existían seres llamados faunos. Estos eran una suerte de hijos de Fauno, es decir criaturas del bosque, la cual eran descritas con cuernos, mitad humano y con patas de cabra, las cuales tenías poderes mágicos referidos a la naturaleza, habitaban en los bosques, eran seres alegres y a la vez caprichosos, y se dedicaban a asustar a quienes se internaban en los bosques de su dominio. Se les asociaba con los sátiros, ya por su similitud física. Pero los sátiros a pesar que tenían cuernos y patas de cabra, tenían pies humanos, quizá la gran diferencia entre sátiros y faunos, en lo que rasgos físicos se refiera.

Te puede interesar

Escribe un comentario