El Feng Shui para el Dormitorio

87

El dormitorio es un área destinada a la vida y el descanso, por ello para el Feng Shui las energías deben estar en perfecto equilibrio, para lo cual deberán tenerse muy en cuenta colores, posición adecuada para su cama y una decoración sensual.

En muchos sentidos el dormitorio es la habitación más importante de la casa porque es donde probablemente pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, donde descansamos, aquietamos nuestra mente y vivimos emociones sentimentales, por lo cual debe representar nuestro santuario personal.

Un dormitorio para el Feng Shui debe ser acogedor, confortable, íntimo, serena, sensual y relajante, así comenzando por la serenidad el Feng Shui recomienda lograrla a través de una sutil iluminación, colores suaves y cómodos muebles, siendo los colores como los marrones, crema, lavanda, beige y tonos tierra, los más adecuados para crear un ambiente acogedor.

Incluir imágenes sensuales, serenas o románticas que calmen e inspiren a la vez, debiendo elegir cada objeto que contenga una respuesta positiva, todo esto regido por el orden, ya que por todos los medios se debe evitar el caos, como el que puede provocar el desorden de los armarios, debajo de la cama, aparatos de gimnasia y todo lo que puede impedir el fluir del Chi.

La importancia de los colores es fundamental, ya que si son fríos como azules, verdes y blancos pueden disminuir la intimidad y la sensualidad, simplemente por que disipan el Chi sexual, por ello como alternativa para inspirar ternura y pasión, lujosos tejidos de colores terrosos rojos con la luz de velas rojas, estimularan un ambiente sensual.

Otro consejo básico del Feng Shui para crear una atmósfera romántica es ubicar la cama en el punto focal de la habitación, asegurándose de que se puede caminar en ambos lados, así la fluidez de la energía favorecerá los estímulos de forma constante, algo fundamental en un encuentro amoroso.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario