El Holandés errante y los barcos fantasmas

barcos-fantasmas

Los barcos fantasmas han sido siempre un atractivo interesante a la hora de analizar el mundo de lo paranormal. Gigantescas embarcaciones con los camarotes ordenados como si sus pasajeros hubieran bajado a tierra a descansar, pero totalmente abandonados. Además del Mary Celeste, uno de los barcos fantasmas más conocidos, también hay otros como el Flying Dutchman (Holandés errante).

La leyenda de este barco circula hace cerca de 500 años. Un barco comercial que zarpó de la ciudad de Ámsterdam en Holanda con destino a las Indias Orientales. Una fuerte tormenta en la zona del Cabo Esperanza en el sur de África obligó a su capitán a tomar un decisión: avanzar o detenerse y emprender el regreso.

Van der Decken, un experimentado capitán, decidió seguir adelante. Primero tuvo que matar a su primer oficial ya que se oponía a atravesar semejante frente tormentoso. El buque del Holandés errante terminó hundido pero aún hoy algunos navegantes juran que se puede ver el barco fantasma en diferentes puntos del planeta, ya que el espíritu del capitán obliga a sus espectros a seguir adelante.

¿Qué otras leyendas de barcos fantasmas conoces? ¿Has visto en alguna ocasión una embarcación de estas características? Hay quienes aún hoy, con todas las tecnologías que existen para detectar naufragios y accidentes marítimos, sostienen que los barcos fantasmas siguen más vigentes que nunca.

Te puede interesar

Escribe un comentario