El horóscopo Azteca, parte V

Este importante horóscopo data de miles de años atrás, fue creado por la civilización azteca, tomando como referencia el horóscopo de los mayas. Está compuesto por designados en diferentes días del año según la posición de la luna y el sol, poseen nombre de animales y vegetales de los que heredaron sus características más importantes. A continuación seguiremos conociéndolos:

Caña (Para los nacidos el 10 y 22 de enero; 8 y 20 de febrero; 4, 16 y 28 de marzo; 9 y 21 de abril; 3, 15 y 27 de mayo; 8 y 20 de junio; 2, 14 y 26 de julio; 7, 19 y 31 de agosto; 12 y 24 de septiembre; 6, 18 y 30 de octubre; 11 y 23 de noviembre; 5, 17 y 29 de diciembre )

Los nacidos bajo el signo de la caña representan el agua, que para los aztecas significaba la base de la vida, lo más esencial y básico para sobrevivir. Deben tener mucho cuidado porque suelen encontrarse sin apoyo ante las dificultades. Los nacidos bajo esta influencia poseen un gran temperamento intelectual y una gran pasión por sus ideales. Son dueños de una gran valentía y aman fervorosamente su libertad. Ese amor incondicional a la libertad, los hace incapaces de sostener una relación sólida, aunque resultan muy encantadores y son capaces de conquistar a quien deseen.

En las tribus aztecas se decía que los caña podrían llegar a ser sabios y adivinos, pero tienen su parte mala, la caña al ser hueca por dentro no tiene corazón. Además al no resistir y doblarse frente a los fuertes vientos, no tendrán una personalidad importante y podrían volcarse a la bebida o al exceso alimenticio.

Para los nacidos en las fechas 11 y 23 de enero; 9 y 21 de febrero; 5, 17 y 29 de marzo; 10 y 22 de abril; 4, 16 y 28 de mayo; 9 y 21 de junio; 3, 15 y 27 de julio; 8 y 20 de agosto; 1, 13 y 25 de septiembre; 7, 19 y 31 de octubre; 12 y 24 de noviembre y los días 6, 18 y 30 de diciembre, les corresponde el signo de la Liebre.

Los nacidos bajo este signo son excesivamente sociables y diplomáticos. Siempre se encuentran rodeados de mucha gente, aunque no lo deseen. Viven enamorados del amor y son capaces de pasar de una relación a otra con facilidad. Son incansables cuando se trata de conseguir algo que desean realmente y trabajan duro para conseguirlo. Suelen ser algo ingenuos, lo que les trae, muchas veces, problemas y pueden no ser tomados en serio.

La liebre es un animal saltarín, impreciso y nunca se cansa, no conocen la pereza por lo que las personas liebre resultan grandes trabajadores y siempre se encuentran en una actividad, por lo que siempre serán exitosos en ese terreno. Además poseen un gran sentido de la justicia. Cuidan demasiado su fortuna, por escasa que ésta sea, sienten que reuniendo un gran capital para dejárselo en herencia a sus hijos, les asegurarán el futuro.

Te puede interesar

Escribe un comentario