El horóscopo Azteca, parte VI

El horóscopo Azteca les brinda a los nacidos bajo cada signo, las características principales de cada animal o vegetal que los representa.

Cada uno de rige en días específicos de cada mes, lo que lo diferencia del horóscopo occidental, en el que cada signo abarca solo un período de no más de 30 días. En esta oportunidad conoceremos al águila y al mono.

Águila (Para los nacidos los días 12 y 24 de enero; 10 y 22 de febrero; 6, 18 y 30 de marzo; 11 y 13 de abril; 5, 17 y 29 de mayo; 10 y 22 de junio; 4, 16 y 28 de julio; 9 y 21 de agosto; 2, 14 y 26 de septiembre; 8 y 20 de octubre; 1, 13 y 25 de noviembre; 7, 19 y 31 de diciembre)

Los nacidos bajo el signo del águila son líderes natos, muy inquietos y aman los desafíos, de los que suelen resultan victoriosos. No les gusta recibir órdenes lo que les trae numerosos problemas con sus padres o tutores y superiores. Poseen una gran valentía y suelen enfrentar peligros sin demostrar cobardía. Utilizan su enorme inteligencia en numerosas situaciones, suelen anticiparse a sus competidores y son incansables a la hora de cumplir con sus objetivos.

A su imponente figura, con grandes alas, se le atribuían propiedades divinas heredadas del sol y a los valerosos guerreros se los condecoraba con sus hermosas y grandes plumas, se los llamaba “caballeros águilas” y eran muy respetados en sus tribus.

Mono (Para los nacidos los días 1, 13 y 25 de enero; 11 y 23 de febrero; 7, 19 y 31 de marzo; 12 y 24 de abril; 6, 18 y 30 de mayo; 11 y 23 de junio; 5, 17 y 29 de julio; 10 y 22 de agosto; 3, 15 y 27 de septiembre; 9 y 21 de octubre; 2, 14 y 26 de noviembre; 8 y 20 de diciembre)

Los monos son muy creativos, alegres y sociables. Su desbordante imaginación puede ser la que los lleve al éxito profesional.  Suelen ser un poco egoístas, demandan atención y cuidados, pero no les gusta que le pidan lo mismo. Suelen ser grandes amigos, leales y generosos. A veces les cuesta trabajo poner los pies en la tierra, pero sus amigos y allegados suelen bajarlos a la tierra, por su propio bien.

Los nacidos bajo este signo suelen ser insolentes y se muestran entretenidos, con un gran sentido del humor, son insuperables a la hora de divertir a los invitados con sus insólitas ocurrencias. Saben desplazarse en cualquier ámbito y suelen ser excelentes relacionistas públicos, políticos, organizadores de eventos, fiestas y toda clase de  acontecimiento social. Resultan muy extrovertidos, sueltos y contagian su optimismo a cualquier persona con solo escucharlos hablar. Hace miles de años se hallaba unido al dios del juego, y por ello se lo hacia participar de todas las fiestas, en las que eran tomados como un bufón.

Te puede interesar

Escribe un comentario