El Horóscopo de los árboles. La higuera y El abedul

La higuera. Del 14 al 23 de junio y del 12 al 21 de diciembre

Virtud. Sensibilidad

Los protegidos de la higuera,  son esencialmente de temperamento sensible y emotivos. Delicados y tiernos en la forma como se relacionan con sus amigos y seres queridos.

Amantes de la belleza, las artes y la música. Son artistas por naturaleza, pudiendo descollar en todo lo relacionado con el trabajo de creación  y expresiones artísticas.

Son personas tímidas y retraídas les gusta la soledad y estados contemplativos. En el aspecto material no son prácticos y les cuesta mucho la relación con lo económico, necesitando muchas veces contratar a otros para que les colabore en la organización de la parte económica.

En lo  emocional se ven afectados   muchas veces por ser demasiado  sentimentales y susceptibles a críticas y a las relaciones interpersonales no acordes con su personalidad.

Su salud es buena, sin embargo pueden tender a excesos, yendo en la búsqueda de emociones fuertes, esto puede afectarla , si no tienen especial cuidado de esto.

Son buenos amantes pero no muy fieles  ya que su vena artística y su sensibilidad los hace ir siempre en busca de imposibles. Sin embargo pueden llegar a ser muy buenos amigos y fieles en la madurez.

 

El abedul. El 24 de junio

Virtud. Inspiración

Nacidos durante el solsticio de verano, en la antigüedad las noches siguientes a este, eran consideradas como noches santas y sagradas.

Bajo el amparo de éste árbol nace un ser de un gran talento e inventiva. Los hijos de los abedules son personas creativas con mucha imaginación para la escritura y el arte en general.

Son individuos con un poder de transmitir ideas y comunicarse a diferentes niveles en especial en lo relacionado con lo  espiritual.

En la parte de trabajo y relaciones con sus compañeros y amigos, son personas sensibles, buenos compañeros y serán considerados en muchas ocasiones como genios.

Sus relaciones de parejas serán buenas tienden a ser fieles con la persona que aman.

Su salud es muy buena, ya que su equilibrio emocional, los hace casi inmunes a  las enfermedades comunes. Cuando su salud comienza a deteriorarse deben tener especial cuidado y no tomar los síntomas a la ligera.

Te puede interesar

Escribe un comentario