El I Ching, sabiduría de 40 siglos

Sabemos que el I Ching es una de las formas de adivinación o interpretación del futuro, más antiguas que existe, lo que hace a muchos dudar de su eficacia en la actualidad.

Las respuestas que da el I Ching son del estilo confuciano, ya que fue él quien lo estudió en profundidad. No dirán nunca una respuesta concreta, pero si la pregunta fue formulada con la precisión más exacta posible, la interpretación de la respuesta seguramente nos abrirá a lo que estábamos buscando.

Es importante para entender la respuesta del I Ching, que escribamos la pregunta igual a como fue formulada y luego anotemos la respuesta que da el libro y más abajo las ideas que nos provoca en referencia a lo que preguntamos.

Es probable que si al leer la respuesta nos parece que no tienen nada que ver con la pregunta es porque estamos limitados por nuestras expectativas o todavía no hemos madurado la respuesta lo suficiente para entenderla.

El hecho de tener la respuesta escrita y nuestra evaluación nos permitirá, luego de haber sorteado la situación, volver a leerla y re interpretarla para familiarizarnos con la forma de ser del I Ching. Claro, digo forma de ser porque los que lo han conocido y estudiado saben que tiene personalidad y sentido del humor. Ayudará a la interpretación conocer sobre el trabajo de Confucio y la cultura china, sobre todo sus simbolismos y folclore.

Claro que no se puede afirmar o no que el I Ching nos dice el futuro o que realmente funciona. Este es un libro, una filosofía que mantiene vigente hace más de 40 siglos y que tiene tantos seguidores como detractores.

Cada uno deberá conocer al I Ching y sacar sus propias conclusiones, que quizás de un primer momento le parezca que es solo una forma de jugar con las frases y las palabras, y cuando se anime a hacer una pregunta quizás no comprenda inmediatamente la respuesta, pero luego de un tiempo cambie de parecer.

Es muy probable que algo así suceda porque lo fantástico del I Ching es que sin importar la pregunta que uno le haya formulado, la respuesta moverá nuestro inconsciente hasta que dé con la forma de solucionar lo que habíamos consultado.

Te puede interesar

Escribe un comentario