El misterio de El Dorado

El Dorado según nos cuenta la leyenda es una ciudad enteramente hecha de oro, ciudad que se encontraría perdida en alguna de la selva amazónica  sudamericana entre Perú, Brasil, Colombia, Venezuela o Bolivia. En la época del virreinato español en tierras americanas, surgió esta leyenda que aventuró a más de un expedicioncita ambicioso que nunca logró encontrar, incluso algunos se perdieron o murieron en dicha loca aventura.

Todo  empieza en el año 1530, cuando el conquistador español Gonzalo Jiménez de Quesada encuentra en los Andes, a los Muiscas, un pueblo indígena que habitó el altiplano cundiboyacense (Colombia), quienes tenía esta increíble leyenda, en la que existía todo un pueblo que se escondió en la selva amazónica, en dicho pueblo todo era de oro. Estas historias llegaron a oídos de la corona española, quienes enviaron más de una expedición en su búsqueda, siendo la de de Francisco de Orellana y Gonzalo Pizarro, la más célebre por su fatídico desenlace.

La leyenda de El Dorado tiene muchos matices y versiones, otra de sus más famosas versiones, data de la época del incanato, los incas se enteraron del asesinato del inca Atahualpa (gobernador de los incas en la época del Tahuantinsuyo), los incas decidieron esconder todo el oro y la plata, y mil de ellos se adentraron en la selva peruana y nunca más regresaron, llevándose el secreto de su ubicación con ellos.

Y otra de las versiones de la leyenda de El Dorado que implica a los incas, es la que todo este oro fue lanzado por los propios incas al lago Titicaca (lago entre Perú y Bolivia). Pero esta versión tiene menos credibilidad que las anteriores.  Y por último está la versión de la Laguna de Guatavita (Colombia), pero también esta fue descartada con las últimas investigaciones que se hicieron en el lugar.

Te puede interesar

Escribe un comentario