El misterio de la Religión y la magia de la Espiritualidad

Las sociedades primitivas, expresaron inicialmente el sentido de lo superior, ante lo que veían.

De esta manera adoraban y veneraban como figuras que estaban por encima de ellos, (el sol,  la luna, los  fenómenos naturales), los cuales no podían manejar ni predecir su comportamiento. Es así que nuestros ancestros comenzaron la expresión de lo superior,  a través de símbolos, que les sirvieron para manifestar las cualidades esenciales de sus creencias.

Esto nos lleva a pensar que el surgimiento de lo superior se debió inicialmente al temor de lo desconocido y paulatinamente, a través de la historia se fueron instaurando en su vida diaria en comunidad, normas conductuales que fueron abriendo el camino hacia un proceder más equilibrado, menos egoísta y a la construcción de grupos cooperativos más elevados. Fue así que se abrió la ruta hacia el inicio de la religión ya que esta surgió después de la creación de normas y conductas morales.

Cuando el ser humano eleva su mirada y pensamiento hacia lo superior se inicia el camino por la cual el hombre deja de estar sumergido en su egoísmo, cuando se da cuenta que algo le falta, cuando siente el vacío que siente de sí.

El ser humano puede llegar a sentir un vacío que no sabe cómo llenarlo y esto lo puede llevar por rutas que le pueden hacer mucho daño, cuando pretende llenar este hueco con una vida exterior agitada y desordenada, hace que este vacío sea cada vez más profundo y su vida tenga menos sentido.

El camino espiritual, la búsqueda del conocimiento de si, se inicia a través de esta mirada hacia lo superior hacia lo desconocido. Es una búsqueda que no tiene nada de superficial, es un conocimiento concreto de lo que soy, de lo que estoy hecho, de la verdad que existe en mi.

Sin embargo este camino no lo puedo emprender solo, tengo que incluir en mi búsqueda a los demás, porque no estoy solo aquí, porque tengo una responsabilidad hacia mí y hacia los que me rodean. El conocimiento que adquiero a través de este camino es un proceso que no queda en lo mental sino que debo vivirlo en vivo y en directo, diariamente, aquí y ahora.

Te puede interesar

Escribe un comentario