El misterio del Íncubo

El Íncubo es una criatura demoniaca  que data de creencias de la Edad Media, esta criatura se posaba encima de sus víctimas,  mujeres dormidas para tener relaciones sexuales con ellas. Lo que se supone que busca el Íncubo es engendrar un hijo en ellas, entre estas leyendas una de las más famosas es la de Merlín. También se dice que una de sus características es su frío y antinatural pene. Este personaje tiene una contraparte femenina llamada súcubo. Tener encuentros con ellos nos puede llevar hasta la muerte según las creencias religiosas. Ellos se presentan en forma de sueño, pero las víctimas pueden despertar de este y reconocerlo.

Si la mujer queda embarazada de un Íncubo, tiene hijos deformes, los cuales serán de fácil de manejar por el mal, uno de las leyendas más famosas es la del mago  Merlín, que fue hijo de Íncubo y una prostituta, según la leyenda su madre era una monja seducida por el demonio luego de ser seducida se convirtió en prostituta, aunque también existe la versión que su madre era la célibe hija del rey de Gales de sur.

Se dice que Íncubo succiona la energía de las mujeres en el momento del acto sexual, así el Íncubo se hace más fuerte y poderoso, se dice que las mujeres después del encuentro con Íncubo quedan débiles y enfermizas.

Los Íncubo en otras culturas toman otros nombres y características pero siempre la misma constante: Boto en Brasil, Trauco en Chile, El mohán en Colombia, Tintin en el Ecuador, El Sombrerón en Guatemala,  Liderac en Hungría, Kurupí en Paraguay, Cipitío en el San Salvador, Rauel en México, Zangareón en Venezuela, y El Zángano en Panamá.

Te puede interesar

Escribe un comentario