El mistico Escarabajo Egipcio; Khepri

88

Khepri es uno de los más antiguos dioses egipcios, mencionado ya en la 5 ª dinastía (2494-2345 aC) y los antiguos egipcios creían que el Dios Khepri, tomó la forma de un escarabajo gigante y fue él quien puso el sol como una bola enorme en el cielo y que luego la hace rodar por el inframundo en el horizonte oriental hasta que llega la mañana, para devolverla al cielo y así comenzar un nuevo día.

Khepri es una deidad egipcia estrechamente relacionada con la resurrección, ya que también los egipcios creían que era ingerido por su madre, “Nut” cada noche, pasando a través de su cuerpo para renacer cada mañana, por su relación con el sol se encuentra también estrechamente asociado con Ra y Atum.

Khepri o Khephir se asoció con el escarabajo sacer o escarabajo del estiércol, representando uno de los dioses más famosos de insectos, ya que los egipcios vieron que este escarabajo hacia rodar una bola para depositarla en su madriguera, por ello lo relacionaron con el movimiento del sol en el cielo y que un dios escarabajo en el firmamento se ocupa de hacer el trabajo.

Por ello Khepri se representa a menudo empujando el sol delante de él y se pensaba que este movimiento era constante o cíclico, desapareciendo en el inframundo por las noches para reaparecer cada mañana por el Este y comenzaba su recorrido por el cielo nuevamente, de hecho la palabra "kheper" significa "salir" o "venir a la existencia".

A Khepri se le dio un papel central en el "Libro de los Muertos” y el "Amduat" (libro de lo que es en el mundo subterráneo o el libro de la cámara secreta), ya que a los fallecidos se les colocaba como amuleto la imagen del escarabajo sobre el corazón durante el ritual de la momificación.

Estos amuletos estaban destinados para que pesen durante el juicio final, llevando una leyenda o inscripción con un hechizo del Libro de los Muertos, en el que se encomienda su corazón a "No ser un testigo en mi contra”.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario