El Preventorio de Aguas de Busot

El Preventorio de Aguas de Busot es un complejo arquitectónico que data del siglo XIX, el cual se encuentra ubicado a tan solo  1 km de la localidad de Aguas de Busot, en la provincia de Alicante (España). Que a su vez se avecina al acuífero termal del Cabezón de Oro (al que también  llaman Sierra de Hombre). Este preventorio era originalmente un hotel-balneario, el cual funcionaba principios del siglo XX, pero poco tiempo después sufrió cambios y se convirtió en un preventorio antituberculoso.

Este lugar obtuvo fama porque se decía que en sus instalaciones ocurrían fenómenos paranormales. Esto obligó a que fuera abandonado y deje de funcionar. Desde mediados del siglo XX, se encuentra en estado de abandono y hasta hoy se tejen leyendas sobre que ahí habitan fantasmas y que ocurrieron espantosos hechos.

El edificio principal, que hasta el sol de hoy se encuentra en pie pero abandonado, se fue construido en el año 1838, de las manos del  ingeniero y arquitecto Pedro García Faria, por otro lado el Conde de Casas Rojas, embellecía los alrededores (recuerden que su primero uso fue un hotel balneario). Luego años después la propiedad entró en un litigio por parte de la familia del Marqués de Bosch y el Conde de Casa Rojas. Recién en el año 1865, se reconoce al Conde de Casa Rojas como legítimo dueño.

Ese mismo año se empezó a construir lo que sería el Hotel Miramar, provechando las aguas termales cercanas. El hotel contaba con casino, sala de fiesta, iglesia y  zona de juegos para los niños. Este hotel brilló hasta el año 1930. En el año 1963 se convirtió en hospital antituberculoso en plena Guerra Civil, al acabar la guerra se abandonó. Todos dicen que en el tiempo que era hospital antituberculoso, murieron muchos niños, almas que aún siguen ahí.

Te puede interesar

Escribe un comentario