El Reiki

El término reiki se traduce del japonés “poder espiritual o  atmósfera misteriosa”. El reiki es una práctica seudocientífica, la cual es considerada como medicina complementaria y alternativa. El reiki se tiene como fin la sanación o equilibrio con imposición de las manos, logrando canalizar la energía vital universal. Aunque la ciencia la descalifica como medicinal y lo encuentra como tan solo un placebo, algunas instituciones médicas utilizan el reiki como terapia complementaria.

El reiki tiene muchos seguidores, los cuales la consideran una ciencia. Ellos dicen que a través del reiki se logra llegar al sistema de armonización natural, la cual canaliza la energía vital universal. El reiki es utilizado para curar enfermedades y desequilibrios físicos, además de algunos problemas mentales y emocionales.

Esta técnica oriental es atribuida a monje zen japonés Mikao Usui (1865 – 1926), el cual la consideraba una técnica de sanación milenaria, la cual se lograba alcanzando un estado máximo de iluminación y plenitud, al cual llaman satori. Es por eso que esa técnica es atribuida a Usui, ya que no existen registros anteriores del reiki.

En la práctica el reiki requiere un emisor que esté preparado en la materia, el cual a través de sus manos transmitiría el reiki a un receptor. En algunos casos el emisor también puede ser el mismo receptor, es decir que se puede practicar reiki uno mismo. El reiki como dijimos tiene como fin la curación de males físicos y mentales, pero también se puede practicar en animales y plantas.

Actualmente existe más de una técnica de reiki, encontramos la japonesa tradicional, fundada por Mikao Usui, y que a través de los años ha tenido diversos representantes. Y la técnica occidental iniciada por  Chūjirō Hayashi, último maestro certificado por Usui y oficial de la marina imperial japonesa, además de médico.

Te puede interesar

Escribe un comentario