El significado de los nombres: Abel

abel

Iniciamos nuestra sección dedicada a la onomancia, la adivinación a partir del nombre de las personas, con Abel. Un nombre corto y muy recurrente en España, de origen semítico. Deriva del hebreo o el asirio y puede relacionarse con los términos aliento o hijo respectivamente.

En la onomancia el nombre de Abel está cargado de fuertes implicaciones. En la rama del destino es un nombre que indica responsabilidad ante uno mismo y ante los otros. Las personas con este nombre suelen estar siempre pendientes de comenzar nuevas aventuras y vivir proyectos cargados de emoción y desafíos. Por lo general las personas con el nombre de Abel disfrutan tomando nuevos riesgos.

En el campo del dinero y el amor también muestran esta faceta aventurera. Creen que el dinero solamente es útil si está en constante circulación y están tan pendientes de sus aventuras y emprendimientos que difícilmente pueden vivir el amor como una persona tradicional. Aún así son apasionados y vibrantes.

En el trabajo Abel es un nombre que representa la responsabilidad y el sacrificio. Todo apunta a personas que tienen los pies en la tierra y saben lo que quieren. No se detienen en nimiedades y siempre buscan avanzar y conseguir nuevos desafíos para seguir activos y atraídos hacia lo que hacen.

¿Quieres averiguar tu futuro?
Averigua tu destino y sal de dudas sobre tu futuro económico, amoroso o de salud. ¿Van a cambiar las cosas para ti? Sal de dudas con el tarot
CONSULTAR TAROT
Te puede interesar

Escribe un comentario