El significado de los sueños

Fue Sigmund Freud quien descubrió la importancia que tienen los sueños para conocer la personalidad de los seres humanos, una novedad que origino un verdadero escándalo, aunque ya se venían escuchando varias teorías audaces.

Freud se animó a ordenar los sueños en un tipo de catálogo con signos que los identificaban. Queriendo demostrar que uno reflejaba en ellos todas las pasiones y emociones reprimidas.

Desde la antigüedad los sueños han sido considerados una forma de contacto con la divinidad y la mejor forma de vaticinar futuros eventos, los sueños nos traen cada noche suceso insólitos, episodios maravillosos que no se pueden vivir despiertos, visiones diabólicas, angelicales, personajes impensados.

Todas las esperanzas, ambiciones, miedos, amigos, buenos tiempos, malos momentos, se abren cuando soñamos como una puerta en la mente, donde se puede acceder a realidades que están más allá de la lógica.

En un sueño se unifica el cuerpo, la mente y el espíritu, sabemos que todos los sueños son únicos, ninguna persona puede tener los mismos antecedentes, emociones o experiencias. Cada persona cuando sueña se conecta con su realidad, de maneras impensadas. Es importante al querer descifrarlos poner en contexto cada experiencia personal.

Los sueños se construyen de pensamientos del soñador, es casi imposible descifrar su significado sin conocer al soñante, por este motivo la mejor interpretación la pede dar el mismo soñante. Existe un diccionario de símbolos que puede ayudar en su interpretación.

Tipos de sueños:

  • Sueños lúcidos.
  • Pesadillas.
  • Sueños recurrentes.
  • Sueños proféticos.
  • Sueños de salud.

Algunos ejemplos de las interpretaciones según el diccionario de sueños:

Abandono: si una persona sueña que abandona su hogar, su familia, o su trabajo, significa que se encuentra a disgusto con el lugar en el que vive y necesita un cambio. También eso puede significar problemas en la pareja o para conseguir el amor.

Dientes: si alguien se sueña admirado x sus dientes, su blancura, su prolijidad, puede significar vanidad pero también, de satisfacción personal.
Al contrario si se sueña con sus dientes picados, rotos, sucios o sin ellos, es un signo de debilidad, que se está sintiendo humillado, fracasado o con temores a padecer hambre o tristeza.

Te puede interesar

Escribe un comentario