El significado esotérico del Tao

 

Como pensamiento espiritual y filosófico este es un camino hacia el conocimiento de sí mismo.

La meta más importante del practicante del Tao es encontrar la inmortalidad, el trascender lo terreno, la auto superación del Ser, ir en la búsqueda del progreso personal y colectivo.

La mayoría de las corrientes espirituales tienen como base la existencia de tres fuerzas, que son diferentes entre si pero que al mismo tiempo se complementa: la fuerza pasiva, la fuerza activa y la fuerza conciliadora.

Las dos primeras fuerzas se oponen y se complementan al mismo tiempo, es decir que son interdependientes de manera absoluta y funcionan como una unidad. La fuerza pasiva, sutil, femenina y la fuerza activa, concreta, masculina y la tercera fuerza que es el Tao, o fuerza superior que las contiene y equilibra.

Vivir el Tao a través del intelecto no es suficiente. Para morar en el Tao es necesario alcanzar la unidad de uno mismo, lo cual supone recorrer el camino del conocimiento intuitivo por encima del racional. Y es así que la contemplación de la naturaleza alimenta la atención, la cual conduce a la búsqueda de la esencia del movimiento de la naturaleza.

Este camino de espiritualidad manifiesta que el Tao está en todas las cosas y que su conocimiento emana del espíritu. Es el camino de la verdad el que vive el Tao es una persona simple sin distinciones.

Un gran maestro taoísta expresaba y definía el camino de la felicidad así:

“La gran mayoría de las personas, qué vacías y mal se sienten, porque usan las cosas para deleitar su corazón, en lugar de usar su corazón para disfrutar de las cosas

Te puede interesar

Escribe un comentario